COMBATIR ENFERMEDADES RESPIRATORIAS EN NIñOS: ERRORES QUE DEBEMOS EVITAR

Hasta junio de 2024, el Ministerio de Salud (Minsa) ha reportado más de 867 mil casos de infecciones respiratorias agudas (IRA) en el Perú, incluyendo 47 mil en menores de 5 años, lo que representa un aumento del 6.5% respecto al mismo periodo del año anterior.

Ante este escenario, es esencial proporcionar atención y tratamiento adecuados a los niños, pues son los más vulnerables a estas enfermedades que son la principal causa de muerte en dicho grupo etario.

PUEDES VER: Las mejores bebidas naturales para combatir el cambio de clima y evitar enfermarse

El Dr. Álvaro Altamirano, médico pediatra y asesor médico de Laboratorios Elifarma, indica que las IRA “atacan a una parte o a todo el aparato respiratorio, manifestándose con síntomas como mucosidad por la nariz, tos, fiebre y dificultad para respirar. Por ello, estas infecciones deben ser tratadas rápida y oportunamente para evitar complicaciones, dado que los pulmones de los niños están en desarrollo y un manejo inadecuado puede afectar su bienestar general”.

Errores que se cometen para combatir el resfrío

Sin embargo, el especialista advierte que aún persisten prácticas que son contraproducentes para controlar las enfermedades respiratorias. En ese sentido, el médico explica la verdad detrás de algunas creencias para aplicar métodos efectivos y seguros que controlen estas enfermedades en menores:

  • Es importante cortar la tos para curar la enfermedad. Falso. La tos es un mecanismo de defensa para eliminar las secreciones causadas por infecciones respiratorias. Interferir con este proceso de manera indiscriminada puede aumentar el riesgo de complicaciones respiratorias. Se recomienda el uso de expectorantes para diluir la mucosidad en los pulmones y facilitar su expulsión. Esta acción puede contribuir a una recuperación más efectiva.
  • Inhalar eucalipto, aplicar frotaciones en el pecho y consumir kion combate los síntomas. Falso. Estas prácticas pueden irritar las fosas nasales y bronquios, aumentando la mucosidad y produciendo más tos y agitación respiratoria. Se sugiere asistir a un especialista para consultar el uso de inhaladores, los cuales expanden las vías respiratorias y mejoran su ventilación. Estos requieren receta médica y suelen prescribirse para el tratamiento del asma bronquial, broncoespasmos, o bronquitis.
  • El jugo de naranja cura las infecciones respiratorias. Falso. No existe evidencia que asegure que este controle los síntomas respiratorios, ya que no contiene dosis suficientes de vitamina C que contrarreste las infecciones. Sin embargo, sí se sugiere su consumo para fortalecer el sistema inmune, junto con una dieta balanceada y el uso de suplementos alimenticios que refuercen el cuidado.
  • Abrigar muy bien a un niño disminuye la fiebre. Falso. Lo adecuado es abrigar lo menos posible y usar solo una sábana para regular la temperatura corporal. El excesivo calor corporal puede causar deshidratación y malestar adicional en los niños. Para bajar la temperatura, los especialistas pueden recurrir a medicamentos como antiinflamatorios en jarabe, que controla la fiebre y reducen cualquier molestar corporal.
  • Todos los problemas respiratorios se tratan con antibióticos. Falso. La mayoría de enfermedades respiratorias son de origen viral; un menor porcentaje es causado por bacterias o alergias. Los antibióticos solo son efectivos contra infecciones bacterianas, por lo que usarlos para combatir condiciones de otro origen es innecesario y puede generar resistencia si se utilizan en exceso. Es fundamental la asesoría médica antes de su consumo.

El médico subraya la importancia de consultar con un especialista si hay complicaciones en el proceso respiratorio de los menores, para que padres y cuidadores reciban la prescripción de medicamentos apropiados para la pronta recuperación.

2024-07-09T22:42:05Z dg43tfdfdgfd