SOY TéCNICA EN NUTRICIóN Y ESTE ES EL QUESO MáS RICO Y SALUDABLE DEL SUPERMERCADO

El queso es uno de los alimentos más antiguos y versátiles, con una historia que se remonta a miles de años. “Se cree que el queso fue descubierto accidentalmente cuando la leche almacenada en contenedores hechos de estómagos de animales se cuajó”, recuerda la técnica en Nutrición y Dietética Ana Luzón. “A lo largo de los siglos, la fabricación de queso se ha perfeccionado, dando lugar a una amplia variedad de sabores y texturas que conocemos hoy en día”.

La mayoría de las personas consideran el yogur como un alimento saludable, sin embargo muchas dietas recomiendan eliminar el queso, por miedo a su grasa y calorías, resalta Luzón. Pero el queso “no sólo es delicioso, sino que también es una fuente rica en nutrientes esenciales”, advierte ella. De hecho, resalta que es especialmente conocido por su alto contenido de calcio (aunque los lácteos no son la única fuente de calcio), necesario para mantener huesos y dientes fuertes.

En defensa del queso en una dieta saludable y equilibrada, esta nutricionista añade que “aporta proteínas de alta calidad, vitaminas A, D y B12, así como minerales como el fósforo y el zinc, que son nutrientes son fundamentales”. Por tanto, llegamos a que uno de los mitos que más han calado sobre la alimentación: “Que todas las grasas son malas y deben evitarse, especialmente las grasas saturadas”. Pero Luzón se rebela contra él.

“La realidad es más matizada. Las grasas son un macronutriente esencial que el cuerpo necesita para funcionar correctamente. No todas las grasas saturadas son perjudiciales, y algunas pueden formar parte de una dieta saludable”, afirma esta técnica en dietética. De hecho, argumenta que “estudios recientes han mostrado que el consumo moderado de grasas saturadas no está directamente relacionado con un aumento del riesgo de enfermedades cardiovasculares en todas las personas”. “Así que lo importante es la calidad de la dieta en su conjunto y el equilibrio entre diferentes tipos de grasas”, añade.

Esta experta menciona que un queso que no sólo es delicioso, sino también nutritivo es el queso fresco de cabra. “Este tipo de queso es más fácil de digerir que otros quesos debido a su bajo contenido en lactosa (la fermentación reduce en gran medida la lactosa) y su estructura proteica. Además, el queso de cabra es rico en ácidos grasos de cadena media que se metabolizan de manera más eficiente en el cuerpo”, añade. En cualquier supermercado español, puedes encontrar opciones de queso fresco de cabra de marca blanca que ofrecen una excelente relación calidad-precio, recomienda Luzón. Además, dice que este queso es ideal para incorporar en ensaladas, tostadas o como un snack saludable.

Respecto a los beneficios del queso fresco de cabra, la nutricionista destaca “su alto en proteínas, por lo que ayuda a mantener la masa muscular y proporciona energía sostenida; que es rico en calcio, algo fundamental para la salud ósea, así como que contiene probióticos, los cuales benefician la salud digestiva”.

También menciona “que sea bajo en lactosa, para que sea apto para personas con intolerancia leve a la lactosa, y sus grasas saludables, que contribuyen a la saciedad y a una mejor absorción de vitaminas liposolubles”.

Así que tomemos nota: el queso puede ser una parte nutritiva y deliciosa de una dieta equilibrada. “Elige variedades de buena calidad (el queso sólo debería llevar leche cruda o pasteurizada de oveja, vaca, cabra, búfala… o una mezcla de ellas, fermentos lácticos, sal y cuajo animal) y consúmelas con moderación. Pero no tengas miedo de disfrutar de este maravilloso alimento como parte de una dieta variada”, concluye esta experta.

2024-07-11T04:48:21Z dg43tfdfdgfd